MOCIÓN DE A.R.CO Y SOMOS COSLADA PARA ASUMIR LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN TRANSPORTE Y MOVILIDAD

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La manera en la que las mujeres distribuyen su tiempo está, en muchas ocasiones, condicionada por el peso que las tareas reproductivas tienen en su actividad cotidiana. La escasa valoración de estas tareas y la consideración equivocada de que éstas únicamente tienen lugar en el interior de las viviendas no hace sino despreciar un gran número de los desplazamientos cotidianos que las personas que se ocupan de la reproducción, mayoritariamente mujeres, realizan: acompañamiento a centros educativos, a recursos propios de personas dependientes, compras, tareas relacionadas con la salud, gestiones administrativas…

El transporte, como elemento vertebrador de estos desplazamientos, se convierte en una dimensión fundamental a atender para contribuir a facilitar el trabajo reproductivo, así como la realización de otras actividades (ocio, formación, empleo…) necesarias y fundamentales para el desarrollo de las mujeres. La introducción de la perspectiva de género en el transporte supone, asimismo, el reconocimiento de una voz hasta ahora silenciada en las decisiones y planificación por su escasa presencia en el sector. Nuestro objetivo debe ir encaminado a lograr un transporte más equitativo socialmente, y un conocimiento más profundo del transporte y la movilidad con perspectiva de género dará una mejor respuesta a los nuevos desafíos sociales que actualmente se plantean a escala local y global.

Existen estudios detallados que señalan que las pautas de movilidad son diferentes entre mujeres y hombres. Las principales diferencias radican en que las mujeres:

  • Se desplazan más a pie y en transporte público, mientras que los hombres lo hacen más en vehículos privados.
  • Proporcionalmente tienen menos permisos de conducir y conducen menos.
  • Se desplazan menos por trabajo y más por tareas relacionadas con el hogar y los cuidados.
  • Tienden a vivir más cerca de su lugar de trabajo.
  • En sus desplazamientos, a menudo, tienden a combinar varios modos de transporte, mientras que los hombres tienden a utilizar exclusivamente el coche.
  • Realizan más desplazamientos con niñas/os, personas dependientes y cargadas.
  • Viajan más fuera de los horarios punta.

Para comprender estas diferencias en las pautas de movilidad hay que atender a múltiples factores interdependientes:

  • Aspectos relacionados con la posición socio-económica de las mujeres: En términos generales, la movilidad de las mujeres está fuertemente condicionada por el papel socio-económico que desempeñan. En la mayoría de los hogares son ellas las que se ocupan de los trabajos de cuidado y domésticos, entendidos como las tareas desarrolladas para el bienestar de la familia en sentido amplio. Y para las mujeres que, además, tienen un empleo remunerado (añadiéndose la doble jornada) las pautas de movilidad son, si cabe, todavía más complicadas, debiendo realizar más desplazamientos y mayores esfuerzos por casar los horarios en los que cada tarea debe ser atendida.
  • Aspectos relacionados con la gestión del territorio: Accesibilidad significa el grado de dificultad con que se llega a un lugar en términos de distancia y tiempo empleados en el desplazamiento. En el medio urbano, numerosos estudios demuestran que la mayor parte de las ciudades han sido diseñadas para un grupo de personas específico: varones, en buenas condiciones físicas, con empleo y coche propio, no respondiendo a las necesidades del resto de la población. Además, la mayoría de los desplazamientos se efectúan a nivel intramunicipal, a diferentes puntos dentro del mismo municipio, por lo que las mujeres se mueven más dentro de la ciudad, en distancias cortas y con un predominio de los desplazamientos no motorizados, por lo que será necesario que la planificación urbanística base su diseño y su planificación en otros modos de desplazamiento: un buen diseño urbano que garantice la accesibilidad, el confort y la seguridad en sus calles y espacios públicos es un elemento fundamental para el impulso de una movilidad pensada desde la perspectiva de género.
  • Aspectos relacionados con la seguridad: La seguridad es uno de los factores con mayor incidencia en la movilidad de las mujeres y, sin duda, el único principalmente La seguridad de un lugar depende, en buena medida, de su diseño. Dado que el urbanismo, la arquitectura y la ingeniería han sido durante mucho tiempo disciplinas predominantemente masculinas, no es de extrañar que los vehículos de transporte, las estaciones, las paradas de autobús y los espacios públicos en general sean a menudo lugares poco seguros para mujeres. La falta de seguridad limita los desplazamientos de las mujeres y su derecho inalienable a disfrutar del espacio público.
  • Aspectos relacionados con la accesibilidad: La accesibilidad física es entendida aquí como la facilidad o dificultad de llegar a las estaciones o paradas y de subir a los vehículos de transporte. Aunque la accesibilidad afecta a cualquier usuaria/o, debemos destacar cómo afecta a las mujeres, quienes suelen llevar los carritos o coches infantiles, acompañar a personas con diversidad funcional, las mujeres mayores (la esperanza de vida de las mujeres es claramente superior a la de los hombres), cargadas con bolsas, etc.

Por todo ello, la movilidad femenina se suma como un elemento más a la desigualdad de género que sufren las mujeres. Las mujeres tienen derecho, como ciudadanas y como usuarias, a que su opinión cuente en la gestión del transporte público, siendo su participación una aportación global a la sociedad.

Por todo lo expuesto anteriormente, y teniendo en cuenta que para alcanzar la igualdad de oportunidades en el mundo del transporte y la movilidad se requiere del cumplimiento de los mandatos establecidos por la legislación vigente en materia de igualdad, se propone al Pleno del Ayuntamiento los siguientes acuerdos:

 

ACUERDOS

  1. Arbitrar los medios necesarios para garantizar que las políticas y programas municipales en materia de medio ambiente, urbanismo y transporte integren la perspectiva de género, considerando, entre otras, cuestiones relativas a la seguridad, a facilitar la realización de tareas reproductivas y a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, así como a fomentar la mayor participación de las mujeres en el diseño y ejecución de las citadas políticas y programas.
  2. Las políticas urbanas y de ordenación del territorio tomarán en consideración las necesidades de los distintos grupos sociales y de los diversos tipos de estructuras familiares, y favorecerán el acceso en condiciones de igualdad a los distintos servicios e infraestructuras urbanas.
  3. Tener en cuenta en el diseño de la ciudad, en las políticas urbanas, en la definición y ejecución del planeamiento urbanístico, la perspectiva de género, utilizando para ello, especialmente, mecanismos e instrumentos que favorezcan la participación de las mujeres y la transparencia.
  4. Velar por la incorporación de la perspectiva de género en la movilidad, seguridad, accesibilidad y adaptabilidad del transporte público.
  5. Proporcionar formación en igualdad en materia específica de Obras Públicas.
  6. Realizar estudios de movilidad con perspectiva de género. En este punto el Ayuntamiento realizará un mapa e la ciudad remarcando zonas como centros educativos, centros de salud, centros comerciales, etc…., con el propósito de contrastarlo con las líneas de transporte público actuales y trazar una modificación, si fuese preciso, de las líneas de autobuses con propósito de solicitar al Consorcio de Transportes de la CAM una reunión y tratar de llevar a cabo dichas modificaciones.

En este mapa se incluirán las zonas actuales y las nuevas zonas previstas y será dinámico atendiendo a los nuevos desarrollos urbanísticos de Coslada.

 

This entry was posted in Ayuntamiento, Documentos, Mujer and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to MOCIÓN DE A.R.CO Y SOMOS COSLADA PARA ASUMIR LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN TRANSPORTE Y MOVILIDAD

  1. Pelayo Molinero Gete says:

    Todavía no salgo de mi asombro después de leer esta moción que no tiene ni pies ni cabeza. No hay por donde coger este cúmulo de disparates que no hacen nada más que poner en evidencia una izquierda desnortada que ya no sabe a qué clavo agarrarse para decir algo. ¿Qué será lo próximo? ¿Garbanzos con callos y perspectiva de género? Qué pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *