Concentración 26M. Ni mordazas maquilladas, ni patadas en la puerta reformadas

El domingo 26 de marzo se cumplen dos años desde que se aprobaron las Leyes Mordaza. Dos años desde que nuestros derechos y libertades fueron recortados apoyándose en justificaciones falsas. Pero nosotras seguiremos luchando para lograr que las Leyes Mordaza sean derogadas y en base a una legislación garantista que respete los derechos de todas. No queremos ni Leyes Mordazas maquilladas, Ni Leyes de la patada con mordazas.

El objetivo de esta protesta es exigir a los partidos políticos que la nueva ley responda a las demandas sociales de las organizaciones, colectivos sociales y personas que hemos denunciado la vulneración de derechos fundamentales que supone la aplicación tanto de la norma actual como de las anteriores.

Exigimos:

  • Una seguridad que proteja el libre ejercicio de derechos fundamentales
  • Se abandone la concepción legal que entiende que seguridad ciudadana como aquello que sirve para limitar el ejercicio de derechos y libertades (STC 37/1998)
  • Romper con el enfoque franquista (Ley de Orden Público de 1953) sobre el concepto de seguridad ciudadana

Reivindicamos:

  • Un debate abierto entre partidos y colectivos de la sociedad civil que han denunciado la actual ley.
  • Que se recojan nuestras pricipales reivindicaciones de cara a las propuestas de reforma
  • Que se incorpore a organizaciones de la sociedad civil en el grupo de trabajo para la reforma de la ley

Denunciamos que:

  • Se siga equiparando el concepto de seguridad ciudadana con orden público
  • La regulación por vía administrativa vulnera gravemente el libre ejercicio de derechos fundamentales
  • La presuncion de veracidad y prueba de calidad que se otorga a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado fomenta la arbitrariedad en la aplicación de la ley
  • Las reformas no contienen cambios significantes para la protección del libre ejercicio de derechos fundamentales
  • Las reformas no responden a las demandas de organizaciones, colectivos sociales y personas que han denunciado la vulneración de derechos de esta ley
  • Las personas no somos un problema de orden público, como tampoco lo son gran parte de las cuestiones que recoge el articulado de la Ley de Seguridad Ciudadana

Proponemos partir de una definicion de Seguridad Ciudadana entendida como:

  • La situación en la que ciudadanía tiene garantizado el ejercicio de los derechos humanos, civiles y políticos individuales y colectivos
  • El goce de seguridad jurídica, de manera que la ciudadanía conozca con certeza el contenido de la ley y sus consecuencias; de un sistema de garantías que proscriba la arbitrariedad; y de transparencia en la actuación de los poderes públicos.
  • Un marco regulador garantista que limite las potestades de Fuerzas de Seguridad del Eestado y órganos administrativos en la restricción del ejercicio de derechos
  • La garantía de unas condiciones mínimas previas como tener garantizados los derechos económicos, sociales y culturales para el completo ejercicio de derechos

Frente al eje “libertad-seguridad” tradicional, al que parece que solo cabe oponer “más libertad individual”, toca apostar por un tercer eje que rompa la dicotomía: igualdad. La seguridad ciudadana se construye sobre discursos y lógicas de desigualdad y toca recuperar la esfera pública como escenario del debate sobre este conflicto. 

This entry was posted in Convocatorias and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *