MOCIÓN sobre RENOMBRAR UNA CALLE A FAVOR DE GUILLERMO MARTÍNEZ OREJAS.

AGRUPACIÓN REPUBLICANA DE COSLADA

GRUPO MUNICIPAL ARCO

AL  PLENO  DEL  AYUNTAMIENTO  DE  COSLADA

 Sebastián Vegas Cuadrado, Portavoz del Grupo Municipal Agrupación Republicana de Coslada (ARCO), al amparo de lo dispuesto en el artículo 104.4 del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Coslada y en concordancia con lo previsto en el artículo 97.3 del Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, y el artículo 46 e) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local. Presenta, ante este Pleno Corporativo, la siguiente MOCIÓN sobre RENOMBRAR UNA CALLE A FAVOR DE GUILLERMO MARTÍNEZ OREJAS.

Ayuntamiento de Coslada, a 4 de abril de 2012

 Sebastián Vegas Cuadrado

Portavoz Grupo Municipal ARCO Coslada

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Esta no es una moción que entienda de colores o siglas, se trata de dignificar a una persona que perdió su vida ayudando a apaciguar el hambre que por aquella época había en España y defendiendo un sistema democrático frente al totalitarismo. Creemos que alguien que luchó por los valores de la democracia frente al terror impuesto por el franquismo merece que al menos una calle de la localidad lleve su nombre, como tienen coetáneos suyos como Lorenzo Bosquet y Petra Sánchez para que, cuando pasemos por ella, apreciemos mucho más todo lo que tenemos y nos de fuerza para luchar por aquello en lo que creemos.

 

La moción que hoy presenta la Agrupación Republicana de Coslada (ARCO) no es una moción propia, se trata de pedir en el pleno lo que ya se le ha solicitado a este Ayuntamiento en tres ocasiones anteriores y en ninguna de las tres se recibió contestación alguna. La primera en octubre de 1982 a través de una carta firmada por Don Roberto Cumplido García. La segunda en 2007, a través de una carta de los familiares de Guillermo Martínez Orejas; escrito pasado por registro de entrada con número 200700025813 de fecha 14 de septiembre de 2007 entregado por la Agrupación Republicana de Coslada y por último, el 23/01/2.009, a través de una misiva  de ARCO, que tampoco obtuvo respuesta alguna.

 

Igual ustedes se preguntaran porqué tanta insistencia con pedir que una calle de esta localidad  lleve su nombre, por ello exponemos en las siguientes razones:

 

  • Fue vecino de esta localidad durante toda su vida.

 

  • Durante la Guerra Civil y ante la situación de escasez que asolaba la localidad, los campesinos se hicieron cargo de las tierras, e inspirándose en los modelos anarquistas se creó una colectividad campesina en Coslada – el 28-sep-1936, cuando nació este sistema lo formaban entre 4 y 6 familias, un año más tarde, en 1937, el sistema está formado por 26 familias; lo cual demuestra la importancia que este sistema tuvo para que numerosas personas tuviesen algo que llevarse a la boca en un época tan dura-. Guillermo fue Delegado de la CNT para la Colectividad Agraria de Coslada y Presidente del Consejo Municipal, cargo que ostentó por unanimidad de los vocales del Consejo.

 

  • Gracias a él y otros compañeros que formaban la colectividad agraria, los y las  habitantes de Coslada pasaron a ser dueños de las tierras que trabajaban. Se formaron grupos de trabajo con la finalidad de trabajar las tierras que les correspondiese, aportando la producción de las mismas a la Colectividad y repartiendo equitativamente los frutos entre los y las habitantes de Coslada atendiendo a las necesidades de éstos.

 

  • Guillermo Martínez Orejas presidió y actuó como vocal durante estos períodos en varias de las diferentes comisiones como eran la de Abastos, Higiene y Sanidad y Asistencia Social. Durante alrededor de estos dos años, Coslada fue una Villa en la que se trabajaba y vivía en base de los principios de libertad, igualdad y democracia.

 

  • Durante su presidencia, el Consejo Municipal hizo mejoras sustanciales en varias áreas como son la de Abasto (ocupándose de que en el pueblo nunca faltase el sustento necesario para la población, pese a todas las dificultades generadas por la Guerra Civil), y en Educación (llegándose a abrir un segundo colegio en la zona de los barrios de la Estación y de la Presa).

 

 

  • Todo esto acabó cuando Guillermo Martínez Orejas es represaliado por sus ideas políticas y actividades en beneficio del pueblo durante los años anteriores, siendo detenido (como consecuencia de una denuncia falsa y anónima) en la Casa Cuartel de la Guardia Civil de San Fernando de Henares y asesinado en esas mismas dependencias el 25 de mayo de 1939. Acabando así, la vida de esta figura tan emblemática e importante para la Villa de Coslada.

 

Consideramos que este asesinato, cometido el 25 de mayo de 1939, es un crimen de lesa humanidad -tipificado en el artículo 7 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional “actos que se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”- que requiere la condena contundente por parte de los organismos democráticos, tal y como hizo las Naciones Unidas en diversas resoluciones de la Asamblea General.

 

Estas resoluciones son las resolución 32 (I) del 9 de febrero de 1946 (1. La Asamblea General recuerda que la conferencia de San Francisco adoptó una resolución según la cual, el párrafo 2, del artículo 4, del capítulo II de la Carta de las Naciones Unidas: “no será de aplicación a los estados, cuyos regímenes se hubieran instalado con el apoyo de las fuerzas armadas de países que lucharon contra las Naciones Unidas, durante el tiempo en que los mismos permanezcan en el poder.”) y la resolución 39 (I) del 12 de diciembre de 1946 (“a) Por su origen, su naturaleza, su estructura y su comportamiento general, el régimen franquista es un régimen fascista, a imagen y semejanza de la Alemania nazi de Hitler y de la Italia fascista de Mussolini. Su establecimiento fue posible, en gran parte, gracias al apoyo de éstos regímenes a la sublevación franquista”).

 

O más recientemente, en el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que vela por el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, fue el primero en amonestar a España y lo hizo en términos muy duros. Su documento, publicado el 5 de enero de 2009, muestra “preocupación” por “el mantenimiento en vigor de la Ley de Amnistía” de 1977 y recuerda que “los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles” y que las amnistías “relativas a las violaciones graves de los derechos humanos son incompatibles con el pacto”. Y por último, El 19 de noviembre, el Comité contra la Tortura de la ONU volvió a señalar explícitamente la norma porque “el enjuiciamiento de actos de tortura no se debe limitar por el principio de legalidad, ni por el efecto de prescripción”. “El Estado debería asegurar que los actos de tortura, que también incluyen las desapariciones forzadas, no sean crímenes sujetos a amnistía”.

 

 

 

Por lo tanto, sus familiares y sus vecinas y vecinos de la localidad de Coslada, nos negamos a asumir que la figura de Guillermo Martínez Orejas se quede en el olvido y no pase a formar parte de la historia de nuestro pueblo, de su pueblo, por el que tantos esfuerzos realizó.

 

 

 

 

PROPUESTAS

 

  • Que se le conceda el nombre de la Plaza formada por la calle Canteras y la calle Conquistadores, por ser la más cercana a su domicilio y, porque creemos, que fue allí donde nació.

 

 

 

This entry was posted in Ayuntamiento, Documentos and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.