El mar menor.

El Mar Menor se muere… ¿Se muere o lo han asesinado? Al Mar Menor lo mataron años de políticas especulativas, el Mar Menor ha sido asesinado por años y años de beneficios urbanísticos aderezados por numerosos vertidos que poco a poco fueron envenenando las aguas, acabando con la flora y la fauna de los mares.

 

El problema es un viejo conocido, llevamos años viendo, cómo cada cierto tiempo llegan a las costas de la albufera toneladas de peces muertos, siendo testigos de la contaminación continuada de la cuenca del Mar Menor.

 

Pero la cosa viene de lejos, hace nada menos que 34 años, existía una ley que previendo la degradación a la que podía llegar el espacio natural si se continuaba con los vertidos procedentes de cultivos y minas a las aguas y con la descontrolada edificación de sus costas.

 

La Ley de protección y armonización no parecía ser del agrado de todos. Durante muchos años los políticos del PP dieron la batalla para acabar con esa norma de protección del entorno natural, ya que mermaba los beneficios de los de siempre, de los amigos de los unos, al controlar la construcción depredadora de las costas.

 

En 2001, apenas alcanzado el poder, con el gobierno de Valcárcel (PP), eliminaron la Ley dejando a su suerte el área, y en manos de los especuladores la protección de la naturaleza, cambiando la Ley, por otra regional del suelo que garantizaba la posibilidad de seguir convirtiendo un espacio natural en una jungla de hormigón.

 

Los últimos 20 años de desprotección, han permitido que la situación se agrave cada vez más, llegando al extremo en que nos encontramos.

 

Es evidente que la situación actual, viene directamente provocada por políticas nefastas que antepusieron el beneficio económico privado al cuidado de nuestras costas. El estado actual hace necesarias políticas activas que ayuden a revertir el daño hecho; llegan tarde y por eso deben llegar ya.

 

Aquellos mismos que eliminaron la norma que se encargaba de proteger este espacio natural, son quienes ahora dicen que hay que actuar antes de buscar responsables, ¿No es fácil reconocer que las políticas que has llevado a cabo provocaron una situación tan nefasta? Probablemente no.

 

Es cierto que deben actuar, pero como siempre, no son ellos quienes se mueven, sino un grupo de vecinos que deciden organizarse y luchar por conseguir que se hagan realidad las políticas que doten de derechos a la albufera.

 

Quizá deberíamos añadir a la frase “solo el pueblo salva al pueblo”, un “y a su medio ambiente”, la iniciativa legislativa popular está siendo todo un éxito, tanto a nivel medioambiental, como la respuesta social, la movilización pidiendo una ley que garantice la protección de un espacio natural está yendo más allá de las fronteras de la comunidad de Murcia, incluso está traspasando las fronteras nacionales.

 

Sin duda alguna, necesitamos que esa movilización continúe, el Mar Menor lo necesita, nuestras costas nos necesitan, porque si dejamos el problema a la espera de que quienes lo provocaron con sus políticas dañinas, con leyes hechas en beneficio de unos pocos, lo solucionen, seguiremos asistiendo a la muerte lenta de las aguas.

 

La presión social, debe continuar, ser una marea, que sube y choca contra el rompeolas, que va corroyendo poco a poco las rocas que se encuentra en su camino hasta abrirse paso y retomar cuanto le pertenece. Eso necesitamos ahora, una marea de personas que con su persistencia consiga hacer frente a las políticas que dañan el medio ambiente, convirtiéndose en ejemplo a seguir, demostrando que la fuerza del pueblo unido puede acabar incluso con las leyes que permitieron que las costas de nuestro país pasasen en pocos años de ser paraísos naturales a paisajes de cemento y ladrillo.

 

 

@CPuenteMadera

 

El Colectivo Puente Madera está formado por Enrique Cerro, Esteban Ortiz, Eva Ramírez, Elías Rovira y Javier Sánchez.

 

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. La Agrupación Republicana de Coslada (ARCO) se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.

This entry was posted in Colaboraciones and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.