Presupuestos 2018: más dinero para Defensa, Policía y Guardia Civil y demagogia sobre las pensiones

Por Clara Mallo / La Izquierda Diario

El Gobierno ha presentado los presupuestos 2018. El mayor aumento es para Defensa (10,7%) y para la Policía Nacional y Guardia Civil (6,4%) mientras que el aumento de las pensiones es ridículo.

 El ministro de Hacienda Cristóbal Montoro ha presentado esta semana en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado para 2018 con un gasto total de 327.955 millones de euros, de los cuales las Administraciones Territoriales recibirán un total de 123.250 millones. Los presupuestos de 2018 aumentan un 3% más respecto al año y lo hacen sobretodo en defensa y represión del Estado.

Mientras que desde el Gobierno se hace hincapié en el aumento para las pensiones tratando de presentar estos presupuestos como “sociales”, los pensionista tildan de ridícula la subida que solo en algunos casos supondrá un incremento de la pensión entre un 1 y un 3%. Frente a ello, el gasto para Defensa aumenta un 10 % y los salarios de la Policía Nacional y Guardia Civil un 6,4%. Aquí las claves de unos presupuestos con mucha demagoga y poco de social.

Las pensiones y la mentira del presupuesto “social”.

Tras cuatro años consecutivos subiendo solo un 0,25%, en 2018 las pensiones mínimas y las más bajas (no contributivas) subirán algo más. Las pensiones mínimas y las no contributivas serán las que más suban con un 3% de aumento. Para las que se encuentren entre los 700 euros mensuales o menos, el incremento será del 1,5%. Y para las que se sitúan entre 700 y 860 euros, el aumento será del 1%.

La presentación de los presupuestos por parte del Gobierno ha sido un gran ejercicio de demagogia que los pensionistas rápidamente han criticado. Desde la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones se ha tachado de “ridícula” e “insuficiente” esta subida. El movimiento pensionista que viene protagonizando grandes movilizaciones desde inicios de año llama a dos nuevas movilizaciones frente a los Ayuntamientos el 16 y 30 de abril.

La subida del 0,25% en las pensiones que anunció el Gobierno a inicios de 2018 siguiendo la dinámica de los últimos años, despertó una fuerte indignación entre los pensionistas. Con ello la Marea de pensionistas comenzó una guerra contra el Gobierno del PP y protagonizó una serie de movilizaciones peleando por unas pensiones dignas. El 17 de marzo más de un millón de pensionistas, mujeres, jóvenes y trabajadores llenaron las calles de las principales ciudades del Estado contra las políticas antisociales del Gobierno.

Toda esta situación hizo que en el gobierno de Rajoy hayan saltado todas las alarmas y no solo por una cuestión de votos, como se indica desde los grandes medios de comunicación. Sino también porque las pensiones son un problema estructural que pone sobre la mesa otros grandes debates sociales como la precariedad laboral, el paro masivo, la corrupción o las prioridades del propio Estado como el pago de la deuda o la “defensa” y represión como demuestran los presupuestos presentados.

Ante esto el Gobierno responde con esta ridícula subida que no ha hecho más que indignar y encender el descontento de los pensionistas y junto con ellos el de amplios sectores cada vez más empobrecidos a los que les afectan muy directamente las políticas antisociales del gobierno, trabajadores que ven empeorar una situación ya precedida por años ataques, recortes, paro y precariedad.

Frente a los pensionistas hay otros que sí son grandes beneficiados.

El Ministerio de Defensa será el gran beneficiado si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado. Defensa contará con 8.453 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,7% (819 millones) respecto al año pasado.

El aumento del presupuesto de Defensa es mucho más significativo si además se tiene en cuenta que el año pasado este presupuesto ya aumentó un 32%, al incorporar los Programas Especiales de Armamento (PEAS), que hasta entonces se financiaban con fondos extra presupuestarios.

Junto al aumento en Defensa destaca el aumento que van a experimentar los cuerpos de Policía y Guardia Civil. El presupuesto que el Ministerio del Interior destina a estos cuerpos es de 8.418 millones de euros, un 6,4% más que en 2017. De ellos, 500 millones irán a la subida salarial cuyo objetivo es equiparar el sueldo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con el de las policías autonómicas. Esto se pretende conseguir en 3 años y comienza con esta subida del 6%. Lo que supondrá un aumento de 561 euros al mes para los primeros y de 720 para los segundos de media hasta 2020.

La lucha sigue

El intento por parte del Gobierno de apaciguar a los pensionistas con esta ridícula subida no ha hecho más que ocasionar todo lo contrario. La Marea de pensionistas prepara sus próximas movilizaciones para el 16 y 30 de abril con la intención de seguir peleando contra el Gobierno y sus políticas antisociales como ya lo hicieron el pasado marzo.

A la rebeldía de los jubilados se viene sumando la lucha de las mujeres, los inmigrantes, contra la represión, y el movimiento democrático catalán, sectores que vienen peleando y poniendo en cuestión aspectos fundamentales del Régimen político. A todo ello se suman luchas de sectores precarizados de la clase trabajadora, como las huelgas de interinos en Andalucía o la gran huelga de Amazon del pasado 21 y 22 de marzo cuyos trabajadores ya han anunciado nuevas movilizaciones. Un escenario de importantes luchas que si se unificaran podrían poner definitivamente en jaque al Gobierno.

http://www.izquierdadiario.es/Presupuestos-2018-mas-dinero-para-Defensa-Policia-Nacional-y-Guardia-Civil-y-demagogia-sobre-las?id_rubrique=2653

 

 

This entry was posted in Noticias and tagged , , , , . Bookmark the permalink.