El juez despoja al «Sheriff» Ginés de su condición de policía local

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Madrid ha emitido una sentencia por la que se desestima el recurso de Ginés Jiménez Buendía, el exjefe de la Policía Local de Coslada, contra su expulsión del Cuerpo. El fallo, al que ha tenido acceso ABC, establece que «la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público produce la privación definitiva del empleo o cargo sobre el que recayere». El magistrado Carlos Gómez Iglesias recuerda la jurisprudencia dictada por el Tribunal Supremo: «Según su sentido gramatical, lo definitivo equivale a firma e irrevocable, y es lo contrario a lo temporal, lo provisional o lo condicionado». Son ya dos juzgados los que así lo consideran. Ahora cabe recurso de apelación.

El conocido como «Sheriff» Ginés fue condenado en marzo de 2013 por el juzgado de lo Penal número 13 de la capital a un año y medio de cárcel por obstrucción a la justicia, al haber intentado amedrentar a una testigo clave del llamado caso Coslada (que aún está pendiente de juicio) para que no declarara en su contra. Aquel castigo llevaba incluido, además, la inhabilitación especial para el cargo o empleo de policía local. Jiménez Buendía perdió su condición de oficial el 3 de julio de 2015, conforme a un decreto del alcalde de Coslada basado en la sentencia condenatoria.

 

Lo que aducía en el recurso interpuesto y ahora solucionado en su contra es que se le debía aplicar el artículo 45 del Código Penal, que establece: «La inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio o cualquier otro derecho, que ha de concretarse expresa y motivadamente en la sentencia, priva al penado de la facultad de ejercerlos durante el tiempo de condena». Es decir, durante el año y medio que ahora expira.

Sin embargo, la legislación indica que debe aplicársele el artículo 42, que afirma que «la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público produce la privación definitiva del empleo o cargo sobre el que recayere y de los honores que le sean ajenos». «Produce, además, la incapacidad para obtener el mismo u otros análogos durante el tiempo de condena».

Se da la circunstancia de que Jiménez Buendía, señalado como supuesto cabecilla de la trama de corrupción policial en Coslada, se encuentra ya en tercer grado, por lo que pasa el día en libertad y solo acude a dormir a la cárcel de lunes a jueves. Eso sí, ahora camina por las calles de su ciudad despojado de cualquier autoridad o poder policial sobre sus vecinos.

 

This entry was posted in Ayuntamiento, Noticias and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *