Mensaje de la Agrupación Republicana de Coslada en el I encuentro republicano celebrado en Madrid

Desde la Agrupación Republicana de Coslada asumimos estos 8 puntos como un paso más para avanzar hacia la III República.

De hecho, cada uno de los puntos está en nuestro Programa Electoral, a excepción del punto 3 relativo al Derecho de autodeterminación de los pueblos por tema de competencias, ya que somos un partido local -local pero que no pierde de vista el fin último de recuperar un sistema político republicano que tan violentamente nos fue arrebatado-.

Sin embargo, las Mujeres Republicanas exigimos ser tenidas en cuenta. Por ello proponemos añadir un punto 9 que podemos llamar TRANSVERSALIDAD y que recoja la exigencia de que todos y cada uno de los puntos tendrán en cuenta la perspectiva de género.

La III República o será feminista o no podrá ser. Nosotras no olvidamos que el corto período de la II República fue un avance espectacular para la mujer, pero quizás por las circunstancias posteriores, fue más legal y formal que real. Queremos rescatar del olvido, de la censura o de la ignorancia esas valiosas vidas de mujeres que dieron forma y sustancia a nuestra historia. No olvidamos la conquista de derechos fundamentales como el sufragio activo y pasivo, el matrimonio civil, el divorcio, el derecho al trabajo, a la sindicación pero seguimos queriendo una igualdad real y efectiva, de la mano del movimiento feminista, luchamos por erradicar toda forma de terrorismo machista.

Con la proclamación de la II República dejamos de ser tratadas como menores de edad y pasamos a ser ciudadanas. Hoy exigimos serlo de pleno derecho. La conquista de derechos nos fue arrebatada en 1936, lo que nos llevó a tomar las armas y las calles para defendernos. A pesar de que eran muchos los partidos que entendían que nuestro papel en la batalla estaban en tareas de cocina o enfermería, desde aquí quiero mandar mi más sincero reconocimiento a aquellas que en los batallones defendieron nuestros derechos. Entres ellas figuran algunos nombres conocidos como Lina Odena, Aida Lafuente, Juanita Rico, Manolita del Arco o Rosario Sánchez Mora «la dinamitera», pero otras continúan y continuarán en el anonimato a la espera de una más que merecida investigación y reconocimiento histórico.

Por ellas, por nosotras y por quienes se nos unirán. Porque quien es feminista y no es de izquierdas carece de estrategia y quien es de izquierdas y no es feminista carece de profundidad. Queremos dejar de ser las salvadas y que se nos reconozca como heroínas.

 

This entry was posted in Comunicados, Mujer and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.