3 de los 4 ayuntamientos de Cs investigados por corrupción

Beatriz Asuar Gallego

El partido de Albert Rivera tenía cuatro ayuntamientos en Madrid: Valdemoro, Villanueva del Pardillo, El Molar y Arroyomolinos. El primero de ellos lo perdió tras una moción de censura, en El Molar una concejala fue condenada por ocupar terrenos del Canal de Isabel II y el alcalde de Arroyomolinos ha sido arrestado por corrupción.

En las elecciones municipales de 2015, Ciudadanos consiguió gobernar en cuatro ayuntamientos de Madrid: Valdemoro, Villanueva del Pardillo, El Molar y Arroyomolinos. Pero, a un año del fin del mandato, tres de estos cuatro ayuntamientos se han visto quebrados o corrompidos. En Valdemoro, Ciudadanos perdió el poder tras una moción de censura, en El Molar una concejala fue condenada por ocupar terrenos del Canal de Isabel II de forma irregular y, este martes, el alcalde de Arroyomolinos ha sido arrestado por corrupción.

La detención del regidor del municipio madrileño ha sido el primer caso de un cargo del partido naranja arrestado por corrupción. Aunque no ha sido el único. Junto con Carlos Ruipérez, a lo largo de este martes también han detenido a Sadat Maraña, asesor de los naranjas en la diputación de León, y al diputado, también de León, Juan Carlos Fernández.

La operación por la que han sido detenidos se ha conocido esta mañana por el El Confidencialuna macroredada contra la corrupción en decenas de ayuntamientos en los que gobiernan el PP, PSOE y Ciudadanos. Un caso que ha pillado a Albert Rivera y José Manuel Villegas en un desayuno celebrado en la capital a primera hora de la mañana. No han hecho declaraciones más allá de lo que después se ha confirmado por el partido mediante un comunicado: se suspendía “inmediatamente de militancia a las personas que tendrán que declarar ante el juez”. Y, en el caso de que estas personas lleguen a ser imputadas por presuntos delitos de corrupción, la formación procederá a su expulsión.

Con estas declaraciones, Ciudadanos ha dado por zanjado el tema. De hecho, Albert Rivera no se ha pronunciado sobre esto después de conocer las detenciones y durante los veinte minutos de intervención en el Congreso ante su grupo parlamentario. Sin embargo, este caso ha abierto una brecha que también puede llevar a hacer un análisis de la gestión hecha en Madrid en estos años.

 

Arroyomolinos: primer alcalde detenido por corrupción

Este municipio madrileño es el segundo más importante de los que gobierna Ciudadanos, después de Mijas (Málaga). Este mayo, Ignacio Aguado visitó el municipio y alabó la gestión de Carlos Ruipérez como “ejemplo de política útil”. Y, en noviembre, felicitó al ahora detenido por corrupción por “su trabajo como alcalde de Ciudadanos en Arroyomolinos donde se fomentan este tipo de políticas de regeneración que abandera nuestro partido también en los municipios madrileños”.

Ahora, el regidor está arrestado y el partido ha suspendido su militancia. Y, según lo que ha afirmado ya Ciudadanos, están a la espera de conocer las imputaciones para proceder a la expulsión de la formación. Desde el partido han insistido en que “nunca les temblará el pulso para luchar contra la corrupción” y que espera que PP Y PSOE, que también tienen cargos implicados en esta investigación, actúen “con la misma celeridad y contundencia”.

 

Valdemoro: perdido por una moción de censura

Valdemoro fue la segunda alcaldía más grande (unos 75.000 habitantes) en la que consiguió gobernar Ciudadanos en las elecciones municipales de 2015. Pero la perdió el pasado julio, cuando los partidos de izquierda impulsaron una moción de censura contra el entonces regidor, Guillermo Cross, por su “mala gestión” durante los dos primeros años de legislatura.

Ciudadanos gobernaba entonces en minoría con seis concejales, pero un cuatripartito, formado por PSOE, Ganemos Valdemoro, Izquierda Unida y Proyecto TUD, lanzó la moción de censura que triunfó y arrebató el bastón de mando a Gross para entregárselo a Serafín Faraldos. Las causas de la moción de censura, como explicó el actual alcalde en esos días, fueron el “ocultismo, la soberbia por parte de Gross, el bloqueo institucional y la falta de consenso y diálogo de Ciudadanos que sólo estaba representado por seis concejales de 25”.

Un cúmulo de causas que estallaron cuando detectaron que el excalde “había mentido” sobre la deuda del municipio. Gross llevaba tiempo advirtiendo de los problemas financieros de Valdemoro y, de hecho, a finales de mayo de 2017 pidió a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, una reunión para “pedir su colaboración para asegurar los servicios públicos” por una deuda municipal que cifró en 130 millones de euros. Deuda que achacaban a la gestión del PP en las anteriores legislaturas: Valdemoro fue el epicentro de la Trama Púnica y estuvo dirigida desde 1999 hasta 2003 por Francisco Granados. Sin embargo, el PSOE denunció que con los dos años de gobierno de Ciudadanos la deuda había aumentado y en 2017 se situaba en 145 millones de euros.

 

El Molar: concejala condenada por ocupación irregular

María José González López, concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Ayuntamiento de El Molar, fue condenada en mayo de 2017 por ocupar de forma irregular terrenos del Canal de Isabel II en este mismo municipio.

La concejala de Medio Ambiente fue acusada de ocupar hasta 4.000 metros cuadrados de forma irregular

Como explicaron en el diario El Mundouna sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de septiembre de 2016, acusaba a González de ocupar hasta 4.000 metros cuadrados, que debía haber dejado libres y que, hasta el momento, había desobedecido. González es copropietaria junto a Loic Jean Marie Sintes de las fincas 9.352 y 4.952 del municipio, donde montaron la Granja Escuela Once Olivos, propiedad al 90% de la concejala.

Pese a que las fincas estaban valladas en el momento en el que compraron el terreno, la concejala modificó el vallado invadiendo la finca del municipio, de la que es titular el Canal de Isabel II. La entidad afirmó que reclamó en reiteradas ocasiones a los compradores que restituyeran la valla a su estado anterior y que desocupasen los terrenos, pero las reclamaciones no tuvieron efecto. Hasta el pasado mayo en el que una sentencia dictó que si el terreno no era desalojado, se procedería a él mediante una ejecución forzosa.

Con esto, tres de los cuatros municipios gobernados por Ciudadanos se han visto envueltos en polémicas. La actual puede ser la que abra la brecha más grande por el discurso regenerador democrático y político que es frecuente en la formacióm. Y, a pesar de la inmediatez del partido para suspender la militancia a los implicados, ahora se enfrentarán al nuevo frente de oposición en el Congreso, cargando con los primeros casos de corrupción en sus regidores.

 

 

This entry was posted in Noticias and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *