Rebelión vecinal en Coslada contra una gasolinera

El Ayuntamiento ha permitido construir la estación de servicio a 40 metros de las viviendas

El Ayuntamiento de Coslada (PSOE) ha permitido construir una gasolinera en el barrio del Puerto, a 40 metros de las viviendas, pese a la oposición de los vecinos y al desacuerdo del arquitecto municipal, que considera que no es necesario el surtidor. La estación de servicio se ubicará en la esquina de las calles Puerto de Barcelona y Mar Mediterráneo, a menos de 300 metros de otros dos surtidores.

Los casi 10.000 vecinos del barrio del Puerto claman contra esta obra que supondrá un aumento de la polución y de la contaminación acústica, y han presentado numerosas alegaciones al ejecutivo municipal por la falta de seguridad que supone el proyecto. La gasolinera low cost solo contará con dos empleados y, previsiblemente, estará desatendida durante la noche. El Consistorio se limita a contestar que la seguridad “es la misma, independiente de las características de la estación de suministro”. Otros municipios, como Torrejón, impiden la construcción de gasolineras a menos de 100 metros de una zona residencial.

 

El arrendatario de la parcela solicitó en mayo de 2015 modificar el plan del uso del terreno, amparado en la Ley de Apoyo a los Emprendedores, que permite instalar gasolineras en polígonos industriales. El mismo mes, el PP aprobó con el apoyo del PSOE la modificación del plan especial del suelo, pese a que el arquitecto municipal desaconsejaba levantar otra gasolinera en la zona. En el informe, el técnico del Consistorio afirma que se trata de una petición de carácter lucrativo y exclusiva del arrendatario de dicha parcela. Y añade que no existe una petición basada en las necesidades del entorno ni un estudio que avale la necesidad de una gasolinera donde ya existen otras dos a escasos metros. En el documento presentado por el promotor al gobierno municipal se describe el proyecto como una “actividad de productos peligrosos”.

La Asociación de vecinos barrio del Puerto denuncia que una gasolinera desatendida es un peligro y que los niveles de polución son demasiado altos para construir otro surtidor donde hay dos más. Un trabajo de la Universidad de Murcia concluye que la polución que producen las gasolineras por la evaporación de los combustibles es percibida desde los edificios que están a menos de 100 metros de ellas.

Ahora mismo la concesión de la obra está en suspenso porque los vecinos han presentado un recurso que ha paralizado los trámites. Piden que no se otorgue la licencia por salud pública (contaminación del aire, ruidos, tráfico, riesgos de incendio y explosión) debido a la cercanía de la zona residencial. En Coslada, la contaminación y los niveles de ozono en el aire superan cada año los niveles máximos establecidos por la Unión Europea. Otra estación de servicio supondría más polución, además de contaminación acústica por el aumento del flujo de vehículos. El Ayuntamiento no ve relación entre la construcción de una estación de servicio y el aumento de la polución.

El País

 

 

This entry was posted in Ayuntamiento, Noticias and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *