(Robo al pueblo) El recibo de la luz suma su cuarto mes consecutivo al alza, un 0,8% más

El precio de la electricidad subió en agosto un 0,8% respecto a julio según las cifras del IPC publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del cuarto mes consecutivo en el que aumenta el recibo de la luz, tras avanzar un 0,7% en mayo, un 8,3% en junio y un 1,3% en julio.

No obstante, si se toma como referencia la calculadora de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el recibo medio de electricidad experimentó una subida del 0,9% en agosto conforme al perfil medio de consumidor doméstico.

Estos incrementos no impiden que en el acumulado del año el consumidor medio haya visto aliviado el coste de su factura de la luz en un 15%.

La tasa anual del IPC subió cinco décimas en agosto si bien se mantuvo en negativo, en el -0,1%, según los datos publicados hoy por el INE. Detrás de esta subida se encuentra el componente del transporte, que experimentó una variación del -1,9%, pero aun así dos puntos por encima de la de julio, gracias a que los precios de los carburantes y lubricantes bajaron menos que el año anterior.

También influyó, aunque en menor medida, la subida de los precios de los automóviles por la finalización de las ayudas del plan PIVE.

También aportó positivamente la vivienda, cuya tasa anual se ralentizó hasta situarse en el -4,4%, principalmente por la evolución de la rúbrica calefacción, alumbrado y distribución de agua. La electricidad se incrementó este mes frente a la bajada del mismo del año del año anterior.

Los precios de ocio y cultura registraron una tasa del 0,2%, ocho décimas superior a la de julio, como consecuencia de la subida de los precios del viaje organizado, mayor que la de agosto de 2015.

Por su parte, entre los grupos con mayor influencia negativa se encontraron alimentos y bebidas no alcohólicas, con una tasa anual del 1,8%, siete décimas inferior a la del mes pasado, causada por la bajada de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, las frutas frescas y los aceites, que subieron hace un año. También influyó el aumento de los precios del pescado fresco, menor que el registrado en 2015.

Además, hoteles, cafés y restaurantes presentaron una variación del 0,2%, cinco décimas por debajo de la registrada en julio, que se explica porque los hoteles y otros alojamientos registraron este mes una subida de precios menor que hace un año.

El IPC subyacente, que excluye los precios de los alimentos y los carburantes, subió dos décimas en tasa anual hasta el 0,9%. Por su parte, el IPC aumentó en tasa mensual un 0,1%.

Kaos en la red

This entry was posted in Noticias and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *