Ciudadanos intentó colar la reforma de su sede en Madrid como gasto electoral

Ciudadanos intentó incluir la reforma de su sede en Madrid como gasto electoral de la campaña para las generales del 20 de diciembre de 2015, lo que habría significado la posibilidad de que esos trabajos fueran pagados con subvenciones electorales públicas. Así se desprende de un informe del Tribunal de Cuentas conocido este lunes [ver en PDF], donde el órgano fiscalizador rechaza esa pretensión del partido de Albert Rivera y establece que esos gastos no corresponden a conceptos con “finalidad puramente electoral”.

El escrito del tribunal recuerda que esos trabajos corresponden a “operaciones ordinarias cuyos conceptos no tienen la consideración de gasto electoral con arreglo a lo establecido en el artículo 130 de la LOREG“. Se trata de un total de 387.183,12 euros, aunque no todo ese volumen corresponde a las obras en la sede del partido, sino que la formación naranja incluyó también otras facturas que no son gasto electoral a juicio del Tribunal de Cuentas. El informe del tribunal no detalla el desglose de esos gastos.

Siempre de acuerdo con el citado documento, el partido argumentó en un escrito de alegaciones que “los gastos vinculados a la sede del partido en Madrid se realizaron originalmente para actos de la campaña electoral y que, tras los resultados obtenidos en las elecciones, se decidió el carácter permanente de la sede”.

 Sin embargo, el Tribunal de Cuentas rechazó nuevamente esa versión y estableció que “por su naturaleza e importe, la gran mayoría de los referidos gastos no revisten una finalidad puramente electoral”. “En consecuencia –concluye el órgano– los referidos gastos no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales”. Se trata, en total, de 387.667 euros.

Entre los conceptos que se pueden costear con subvenciones electorales, según la ley, está la confección de sobres y papeletas, la propaganda y la publicidad en periodo electoral, el alquiler de locales, el personal contratado para la campaña, los medios de transporte y los intereses de los créditos bancarios, pero no las obras en una sede.

Tras descontar los más de 387.000 euros de gastos no electorales, el resultado es que Ciudadanos destinó un total de 3.453.000 euros en la campaña para las elecciones del 20D y otros 3.293.529 euros para el envíos de propaganda electoral. La suma de ambas cifras asciende a los 6.746.619 euros.

Infolibre

This entry was posted in Noticias and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *