Manifiesto de la Agrupación Republicana de Coslada con motivo del I encuentro republicano en Madrid

Buenos días:

Lo primero de todo, agradecer vuestra presencia, en este primer encuentro republicano e la Comunidad de Madrid, y pedir disculpas por mi ausencia obligada por motivos laborales.

Hace poco más de una década un grupo de personas nos reuníamos periódicamente y dialogábamos y discutíamos sobre los diferentes problemas  municipales y sobre las soluciones que se podrían dar.

Había gente de todo tipo, pero todos y todas teníamos algo en común, el objetivo de lograr la Republica para nuestro país, no una republica al estilo norteamericano, sino una Republica Española, con todas las connotaciones que esta forma de gobierno tiene en nuestro país, una Republica Popular, federal y laica donde se gobierne por el pueblo, para el pueblo, pero sobre todo con el pueblo, donde los poderes públicos legislen para generar y proteger los derechos de la clase trabajadora que la burguesía y la oligarquía tratan de aniquilar, donde los más desfavorecidos puedan llevar una vida digna, donde la sanidad y la educación sean vistos como una inversión y como un derecho y nunca como un gasto, donde una mujer no se sienta amenazada por el mero hecho de serlo.

Sabíamos, y sabemos, que conseguir esto desde un partido político de ámbito local como el nuestro es imposible pero sentimos la necesidad de hacer algo para combatir los problemas que azotaban y azotan a nuestra sociedad, por ello decidimos crear un partido político Agrupación Republicana de Coslada (ARCO), el nombre lo dice todo, no intentamos engañar a nadie tratando de conseguir el, tan ansiado, centro el tablero político, el nombre de la Republica debía de aparecer en nuestro nombre, pues era y es el fin común de las mujeres y hombres que forman parte de nuestra organización.

Esta es la segunda legislatura en la que contamos con representación municipal y algo habremos hecho bien, si tras la aparición de los partidos emergentes, hemos conseguido al menos tener voz y voto en las decisiones que se toman en el consistorio cosladeño.

Como he indicado antes desde nuestro ámbito es imposible conseguir la republica, pero si podemos trabajar con el fin de concienciar a la ciudadanía, no debemos de olvidar que la Segunda Republica se proclamó tras una elecciones municipales, que la ciudadanía tomó como un plebiscito sobre la monarquía y que, lógicamente, ésta perdió de manera aplastante.

Para ello nosotros  y nosotras centramos nuestra actuación municipal en 5 aspectos clave:

  1. Participación ciudadana. Tratar de hacer que la ciudadanía se implique de manera efectiva en la política. Consideramos que “pasar” de la política es un error, porque la política no va a pasar de ti y por lo tanto si tú no expresas tu opinión nunca será tomada en cuenta, y otros impondrán sus ideas.
  2. Gasto responsable del dinero público. Hay quién ha encontrado en la política su forma de vida con unos sueldos desorbitados y utilizan el dinero público, en algunos casos, de manera irresponsable, debemos de hacer que los sueldos en política sean dignos pero que, en ningún caso se tome esto como una forma de vida, quién entra en política entra porque quiere y no debe de transformarse en una forma de enriquecerse sin esfuerzo.
  3. Transversalidad de género. Promover la incorporación sistemática de la perspectiva de género en todas las políticas, programas, acciones y actividades municipales.
  4. Recuperación de la memoria. Desde los Ayuntamientos se puede y se debe de hacer mucho para recuperar la memoria de aquellos/as que cayeron defendiendo la democracia del fascismo, no sólo en España contra el franquismo sino también en Europa contras el nazismo.
  5. Creación de un municipio sostenible y respetuoso con el medio. Debemos de cuidar mucho más el medio ambiente puesto que nuestro sustento y el de nuestros descendientes.

Y sobre todo utilizar el sentido común, nuestro presidente dice alguna vez que la Republica es algo de sentido común, aunque no es el común de los sentidos, y lamentablemente no le falta razón.

Todo esto sin olvidar la lucha en la calle sin la cual la actividad en las instituciones no tiene sentido porque se corre el riesgo de perder el rumbo para llegar a buen puerto, un pie en las instituciones y otro en la calle.

Muchas gracias.

Salud y Republica.

This entry was posted in Ayuntamiento, Colaboraciones, Comunicados, Documentos, Mujer and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *