La libertad de expresión en el estado español.

En los últimos años han sido varios los artistas que han sido condenados por ejercer la libertad de expresión.

Los casos más conocidos son los de Pablo Hasél y Valtònyc, quienes fueron condenados a prisión. Tienen en común tres factores el rap, el comunismo y los sentimientos republicanos.

 En la actualidad Josep Miquel arenas, Valtònyc vive exiliado en Bélgica y Pablo Hasél está cumpliendo condena en la prisión de ponent desde febrero de 2021.

Sus letras cargadas de contenido político, comprometidas con la lucha de la clase obrera han ofendido a los altos cargos del estado español, entre ellos los ciudadanos Juan Carlos de Borbón y Felipe de Borbón.

Esto les llevo a su situación actual ya que el artículo 490 del código penal ampara y protege a la casa real, hasta tal punto de meter en prisión a aquellos que cantan en contra de su régimen, no son injurias, son realidades.

Nadie les ha votado, nadie les ha elegido, la mayor parte de la población somos conscientes de que la familia real son unos parásitos que viven a costa del pueblo y que ya no representan a nadie.

 Son herederos del franquismo y a diferencia de otros países de Europa como Alemania con el nazismo, el estado español no ha roto con el régimen franquista, en el estado quedan restos del fascismo más profundo que inundó este país en el 36  y que se mantuvo a golpe de fusilamientos, encarcelamientos exilios y represión durante 40 años.

Muy poca diferencia a lo que actualmente vivimos raperos encarcelados y exiliados que según unos pocos privilegiados no merecen contar ni cantar verdades al pueblo, para que no despertemos, para que no nos demos cuenta de su gran estafa.

Pablo Hasél sufrió diferentes difamaciones al entrar en la cárcel, los medios de comunicación cuestionaban los motivos por los que esta ahí haciendo creer a la población con su aparato propagandístico que entró por otros motivos que además dañaban su imagen pública, está campaña en su contra se llevó a cabo porque reconocer públicamente que un rapero fue encarcelado por contar verdades pondría en evidencia el estado supuestamente democrático en el que vivimos, la verdad es que Pablo Hasél está en prisión por injurias a la corona, por los tweets en contra de los cuerpos de inseguridad del estado, por denunciar torturas y por lo que ellos llaman enaltecimiento.

 El estado criminal le mantiene en prisión por razones ideológicas y no tiene en cuenta las consecuencias psicológicas que traen las prisiones y que a muchos les lleva al suicidio, por suerte el compañero Pablo Hasél se mantiene fuerte y no cede a presiones ni rehabilitaciones que le despojen de su verdadera esencia, debemos arroparle desde las calles y continuar su lucha.

Es preocupante la situación de los presos en el estado español porque antes nos fusilaban pero ya no nos ponen la pistola en la nuca, ahora a través de régimen fíes, creado por un gobierno socialista como el actual, y aislamiento te conducen a situaciones de enfermedad mental en la que muchos presos han decidido acabar con sus vidas.

El caso de Valtònyc no es menos grave por mantenerse en libertad, en este caso el exilio le impidió despedirse de su madre ya que en el momento que pise el estado español entraría en prisión.

Valtònyc por sus letras está condenado por enaltecimiento, incitación a la violencia e injurias a la corona.

No se en que cabeza insana cabe que una canción supone una amenaza, pero nos tenemos que tragar letras machistas que conforman la hegemonía cultural y a nadie le resultan amenazantes, nadie se va al exilio por el reguetón. Se ve quienes son los privilegiados.

Son otros muchos los políticos exiliados que sufren las consecuencias de un estado de tradición fascista que no limpia las instituciones.

Tampoco aquellos que vinieron con el puño en alto diciendo que había que abrir ventanas y levantar las alfombras de las instituciones han  impedido la situación de estos jóvenes artistas y mucho menos limpiaron las cloacas del estado, es más deciden reformar la ley mordaza recortando las multas como si eso ofreciese una solución a la libertad de expresión.

Quién dude en apoyarles no saben el verdadero significado del antifascismo  han dado su vida por la libertad colectiva y se merecen todo nuestro apoyo, se merecen que todos alcemos la voz sin miedo y luchemos contra los poderosos y sobre todo para derrotar a la monarquía.

 

«Nos podrán encarcelar pero las palabras solo pueden volar».

 

Kollontai.

 

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. La Agrupación Republicana de Coslada (ARCO) se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.

 

This entry was posted in Colaboraciones and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.