Rusia renuncia a invadir Ucrania.

Ante la previsible entrada de España en la guerra de Putin.

 

En las próximas horas, una formidable “task force” española formada por la fragata F-100 “Blas de Lezo” (veinte años de antigüedad, diseño de 1997, armada con misiles antibuque Harpoon, subsónicos, 855 kilómetros/hora de velocidad máxima, en servicio desde 1977 y con un alcance radar antimisiles de 215-300 kilómetros), el cazaminas de  fibra de vidrio, 500 toneladas de desplazamiento y 50 miembros de tripulación “Meteoro” y 650 soldados (la mayoría técnicos de aviación y marineros), apoyada y protegida desde el aire por una fuerza aérea estimada (pero todavía no confirmada) de 6 aviones de caza Eurofitger… se aproximará en orden de combate e intenciones aviesas, en la frontera de Ucrania, a los 150.000 soldados, 2.000 tanques, 1.000 piezas de artillaría autopropulsada, 3 divisiones de antimisiles S-300 y S-400, dos divisiones de guerra electrónica Murmansk 3-N y EW RB-341V Leer-3, 300 cazas Su- 27, Su-35, Mig-31 y una decena de Su-57, el novísimo avión de 5ª/6ª generación dotado del también novísimo misil hipersónico Khinzal (sigilo operativo total, 10 Mach de velocidad, 2.000 Kilómetros de alcance).

 

Semejante apuesta geoestratégica, sin igual en España desde la guerra civil, está comandada por la experta en Estrategia, Logística y Modos operativos propios de la Guerra de 4ª generación, señora o señorita Margarita Robles, supervisada y jaleada por su superior operativo, el autoproclamado “amigo preferente del señor Biden” y presidente del Gobierno español, señor Sánchez, también experto como su ministra de Defensa en guerras de todo tipo pero especialmente en las NBQRC (Nuclear, Biológica, Química, Radiológica, Cibernética…).

 

Ante tamaña paso geoestratégico, que muy pocos países (mucho más sensatos que España) europeos y otánicos se han atrevido a dar, este militar, investigador, historiador y diplomado de Estado Mayor que suscribe, ha creído necesario, dada la trascendencia que el mismo puede tener para el conjunto de la ciudadanía española, recabar por diversas vías, algunas muy reservadas, obviamente, la reacción que tamaño desafío militar español, de momento casi el único que ha llegado al Kremlin pues la mayoría de los países occidentales con EEUU a la cabeza se han decantado por ladrar mucho vía sanciones y enviar alguna que otra ametralladora para los alicaídos soldados ucranios pero sin mover un puñetero soldado de su cuartel, ha podido suscitar en el entorno del presidente Putin.

 

 Y la respuesta que me ha llegado, repito por vía confidencial ha sido la siguiente: “El presidente Putin está decidido a intervenir en Ucrania. Y por la vía rápida, con una acción espectacular combinada de medidas electrónicas, asfixia del enemigo en las fronteras y un envolvimiento vertical sobre Kiev mediante fuerzas paracaidistas y aerotransportadas. Después del órdago a Occidente no le queda otro remedio y está decidido a lograr como sea su ansiada seguridad estratégica. Pero la amenaza española, más que las previsibles sanciones económicas y europeas, le ha afectado mucho, se ha asustado de verdad sobre todo con del “Meteoro” y por eso hasta es posible que reconsidere en las próximas horas su tomada decisión y aborte la invasión de Ucrania”

 

Como me lo han contado lo cuento, amigos. En estos momentos no sé lo que pasará en Ucrania, como el resto de los mortales incluido el señor Putin, pero personalmente estoy muy orgulloso de la decisión bélica tomada por el señor Sánchez y la señora/señorita Robles. ¡Viva España!¡Viva la guerra privada del señor Putin! ¡Con los rusos hemos topado!¡ Madre mía, Dios nos coja confesados! Lo de Napoleón y Hitler va a quedar históricamente como simples aperitivos de la tragedia que se avecina… Porque hay más, mucho más. ¿Saben esta pareja de cretinos/as que dirigen en la actualidad la política exterior española y la defensa del país que en estos momentos tanto Madrid (capital), como las bases de Torrejón, Rota y Morón figuran como objetivos prioritarios de primera fase para los sistemas de misiles nucleares rusos de rango intermedio ISKANDER (2.000-3.500 kilómetros de alcance) y Kalibr (3M-54E1 1.000-2.000 kilómetros de alcance), éstos montados sobre fragatas de misiles guiados del tipo Admiral Grogoróvich, Essen o Makárov. Navíos que como los cruceros más grandes del mundo de la serie Kirov dispondrán este mismo año de los misiles de crucero hipersónicos Tsirkón de 10 Mach de velocidad y prácticamente invisibles e indestructibles ¡O sea que menos bromas con el Meteoro que esto va en serio!.

 

                         Fdo: Amadeo Martínez Inglés, Coronel, escritor e historiador.

 

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. La Agrupación Republicana de Coslada (ARCO) se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.

This entry was posted in Colaboraciones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.