La guerra de los fariseos.

Un espectro se cierne sobre Europa: el espectro del fariseísmo. La hipocresía avanza triunfante en todos los frentes.

Buen ejemplo de ello es la terrible guerra de Ucrania. Ahí, en ese entorno de bombardeos, destrucción y sufrimiento, los hipócritas de todo el mundo han encontrado su momento de gloria. Nos explicamos. Putin es un sátrapa sanguinario. ¿Y nos damos cuenta ahora? ¿Dónde estaba la comunidad internacional cuando el nuevo zar ruso machacaba la República de Chechenia? Entre 1999 y 2000 fueron masacrados en torno 50.000 chechenos, pero entonces nuestros líderes le reían las gracias porque el presidente ruso coqueteaba con la OTAN y le ponía ojitos a la Unión Europea, es decir, era uno de los “nuestros”. Además, las personas muertas eran musulmanas, no cristianas rubitas y monas.

Más cosas. La comunidad internacional ha impuesto sanciones a Rusia. Perfecto, pero ¿qué sanciones le impuso a EEUU y a sus vasallos por la invasión ilegal de Irak? Aquella guerra provocó entre 100.000 y 1.000.000 de muertos (o sea, ni se sabe), la destrucción de un país entero y la desestabilización de toda la región. Se está hablando de llevar al maldito Putin a la Corte Penal Internacional por crímenes contra la humanidad. Muy bien. Rezamos (aunque somos ateos) para que así sea, pero ¿cuándo se va a juzgar al “trío de las Azores” por eso mismo? Y siguiendo con el tema de las sanciones. La UE ha sacado siete bancos rusos del sistema Swift, ¿por qué no excluye también a los dos que le sirven para realizar los pagos del gas? ¡Entonces sí que se iban a enterar los rusos! Ah, pero es que entonces habría que rascarse el bolsillo y comprar gas licuado a casco porro, y la solidaridad no da para tanto, jeje. Por otro lado, ¿por qué Bruselas no sanciona también a los magnates rusos de los diamantes? ¿No será porque ese negocio deja un pastón en Bélgica, pese a que la inmensa mayoría de las piedras preciosas provienen de dudosas explotaciones mineras localizadas en África? Y, por cierto, ¿por qué los rusos tienen oligarcas y nosotros, sin embargo, emprendedores? ¿Es que los gerifaltes del IBEX no tienen cogidos por los testículos/ovarios a nuestros gobernantes? ¿Es que el poder económico no influye decisivamente en el poder político? Si hay algún ingenuo/a entre el público que así lo crea, que levante la mano…

Sin duda la primera víctima de la guerra es la verdad, pero detrás van la decencia, la coherencia, la equidad… El gobierno español está mandando armas a las milicias ucranianas para que muy legítimamente defiendan su tierra frente a los invasores rusos. Al margen del debate suscitado en relación con esa medida, ¿por qué, con la misma lógica, no se envían también armas a las organizaciones palestinas y al Frente Polisario? ¿No están sus reivindicaciones territoriales respaldadas por las resoluciones de la ONU y el derecho internacional? ¿Entonces…? Europa va a recibir con los brazos abiertos a todas las personas que salgan de Ucrania como refugiadas. Fantástico, de verdad, ¡cómo no! Pero, mientras tanto, cientos de miles de mujeres, ancianos, niños, etc. procedentes de Siria, Irak, Afganistán… permanecen recluidos en campos de mierda construidos con nuestros impuestos en países que no respetan los derechos humanos. Mientras tanto, nuestras autoridades están devolviendo en caliente y a porrazo limpio a gente desesperada que intenta llegar a España en busca de un futuro mejor. Y mientras Page o Díaz Ayuso convocan ruedas de prensa para alardear de acogida a la población ucraniana, en las orillas de Albacete los temporeros malviven en chabolas y en la Cañada Real los niños tiritan de frío porque siguen sin electricidad. Aunque, sí, ya sabemos, no importan mucho, son negros, moros, gitanos, pobres… Valen menos que la orden que los deporta o el insulto que los degrada, como diría el gran Eduardo Galeano.

En fin, la justicia es ciega, o no es. La solidaridad es universal, o no es. La paz es con todos, o no es. La hipocresía mata hasta los más altos ideales. Ojalá pronto caiga el tirano y los nuevos fariseos retornen a sus tristes trincheras.



@CPuenteMadera

 

El Colectivo Puente Madera está formado por Enrique Cerro, Esteban Ortiz, Eva Ramírez, Elías Rovira y Javier Sánchez.

 

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. La Agrupación Republicana de Coslada (ARCO) se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.

This entry was posted in Colaboraciones and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.