El nuevo Imperio euroasiático.

Rusia y China contra la hegemonía de Occidente.

El imperio de los Estados Unidos y sus adláteres políticos y económicos europeos se desmorona, se muere, huye, abandona el liderazgo mundial que ha disfrutado en los últimos ochenta años desde que sus soldados y su todopoderosa industria salieran victoriosos de la II Guerra Mundial. Y lo hace, víctima de sus errores, sus crímenes, su prepotencia, sus guerras, su avaricia, sus absolutas ansias de poder… y, lo último, su desgraciada apuesta por intentar destruir a Rusia a través de la Ucrania del loco Zelenski.

 

Conscientes de todo ello, las otras dos grandes potencias económicas y militares del planeta, Rusia y China, miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y principales integrantes del club de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) no han dudado en unir sus fuerzas, sus economías, su tecnología, su futuro, sus poderosas instituciones castrenses… para conformar un  futuro nuevo poder a escala global (el nuevo imperio euroasiático), que saltó a la opinión pública en la Reunión de alto nivel de los líderes Putin y Xi Jinping en Samarcanda (Uzbekistán) los días 15 y 16 de septiembre de 2022 aunque ya lleva tiempo funcionando en áreas de la economía y la defensa, para asestar el golpe definitivo al monstruo político, económico y militar norteamericano herido de muerte.

 

EN RESUMEN: LA GUERRA DE UCRANIA REPRESENTA LA PRIMERA APUESTA POR EL CAMBIO AL NUEVO ORDEN Y EL PRINCIPIO DEL FIN DEL VIEJO PODER AMERICANO

 

         Por otra parte, la maquiavélica estrategia de Putin en la guerra de Ucrania (una “guerra light” de cuarta generación limitada en sus primeras fases a operaciones convencionales de baja intensidad con el empleo masivo de armas autónomas dotadas de inteligencia artificial, misiles guiados de alta precisión, drones suicidas y el posterior desencadenamiento de la terrorífica operación denominada “Conmoción  y Pavor” de destrucción sistemática de todas las estructuras civiles básicas del pueblo ucraniano… está dando por fin (con la cooperación del “general Invierno”) los frutos estratégicos esperados por los jerarcas del Kremlin en relación con la cantada y esperada victoria en su autoproclamada “Operación Especial”. Sin duda, la primera confrontación global a cielo abierto entre un desnortado y caduco Occidente liderado por EEUU y la OTAN y la nueva Rusia, rearmada con el material bélico más moderno del mundo y apoyada, tácita y explícitamente, por las nuevas potencias económicas de Asia y América.

 

         El esperado, seguro e incuestionable resultado final y elocuente de la guerra no declarada en Ucrania (la obligada victoria rusa en una confrontación a tumba abierta contra el enemigo global occidental, muchos de  cuyos dirigentes reconocen ya públicamente que no están preparados para enfrentarse directamente con la potencia euroasiática) lleva directamente al nacimiento de un nuevo centro de poder global, al ya tantas veces repetido “Nuevo Orden Político y Económico” auspiciado tanto por la nueva alianza ruso-china como por las potencias emergentes tanto de Asia (OCS) como de los países integrados en los BRICS, todos ellos desde hace ya varios años virando política, económica y militarmente hacia el nuevo bloque del Este.

 

         En realidad, sin tapujos ni eufemismos políticos de ningún tipo, estaríamos hablando de un nuevo imperio euroasiático (multipolar, multicultural, de nuevo cuño en todo caso) que, tras el revulsivo bélico ucraniano, va a surgir ya sin titubeos de ningún tipo como dueño del mundo futuro; aunque, eso sí, como acabo de señalar, con los apellidos multipolar, multicultural, solidario, integrador, anticolonialista…  y todos los demás que la imaginación colectiva internacional sea capaz de poner sobre la mesa de la historia. Adecuado a los nuevos tiempos antiglobalizadores que corren y donde todos los pueblos que lo constituyan, y no solo los occidentales como hasta ahora, tengan los mismos derechos, las mismas libertades, las mismas oportunidades y la misma capacidad para conseguir la mejor calidad de vida posible para sus ciudadanos.       

                                                      

Coronel Amadeo Martínez Inglés: Coronel, escritor e historiador, Diplomado de Estado Mayor y Estados Mayores Conjuntos. Especialista en guerras irregulares y  de cuarta generación. Ex profesor de Historia Militar y Estrategia en la Escuela de Estado Mayor española. 

 

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. La Agrupación Republicana de Coslada (ARCO) se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.

This entry was posted in Colaboraciones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.